En el año 1989, Coronel Tapiocca inició su original aventura en
el sector textil con la creación de un nuevo concepto:
una “tienda mágica” en la que encontrar todo lo necesario para los viajes de ocio y aventura.

Así nació una marca atractiva y divertida, con una amplia variedad de productos, un nuevo concepto que se materializó en una primera tienda minorista especializada en productos de aventura y viajes, situada en la calle Mariano Cubí, de Barcelona, para posteriormente expandirse por todo el territorio nacional.

En su amplio catálogo de prendas de vestir y accesorios, predomina la funcionalidad y el confort, un estilo natural y casual tanto en los tejidos, como en los acabados.
Tonos tierra, marinos, verdosos, ocres, colores muy combinables que inspiran una colección perfecta para una vida activa.

Algo que han conseguido trasladar a sus fragancias, haciendo que éstas te transporten a un mundo de aventura desde la primera nota.