Pasos para organizar un gran viaje en solitario a Australia

 PASOS PARA ORGANIZAR UN GRAN VIAJE EN SOLITARIO POR AUSTRALIA

 

 Viajar a Australia es una experiencia fascinante. En las múltiples rutas que he emprendido por las antípodas siempre he disfrutado de lo que llamo el complejo de explorador. Esa sensación de descubrir nuevos lugares y paisajes a cada paso, acumular experiencias apasionantes en cada ruta, sentir el magnetismo de una tierra con una fuerte carga espiritual donde se solapan idílicas playas, desiertos sobrecogedores y ciudades ultramodernas.

Mi predilección por Australia es tal que incluí en mi colección ‘Routes’ un perfume inspirado en la Great Ocean Road, un recorrido por la costa sur del país que atraviesa pequeños pueblos pesqueros, playas de acantilados abruptos y bucólicas postales marítimas. En el perfume, con un fresco componente floral, también están presentes notas marinas, y acordes de maderas de cedro y ciprés, con un leve toque avainillado que recuerda a Oriente.

Fruto de mis frecuentes viajes a Australia, he cosechado una amplia experiencia que quiero compartir con vosotros, enumerando los pasos imprescindibles para organizar un gran viaje en solitario a Australia.

 

Elige la ruta por Australia y sus particularidades

 

Australia es en sí misma un continente, por lo que pretender recorrerla en poco tiempo puede ser una empresa imposible. Es importante decidir qué lugares deseas visitar y organizar conforme a estas preferencias la ruta, ya que las largas distancias son un factor fundamental. Un truco muy útil es tomar los vuelos de entrada y salida al país en aeropuertos diferentes, evitando así las rutas circulares.

 

De igual modo, es preciso tener en cuenta el clima de las distintas zonas en cada época del año. Los meses centrales del verano austral suelen ser duros y poco recomendables para viajar, mientras que fechas que coincidan con las vacaciones locales puede encarecer mucho el precio del alojamiento.

 

1. Establece tu presupuesto

 

Para realizar un viaje de forma autónoma, sin packs ni precios cerrados, debemos acotar un presupuesto aproximado que nos permita afrontar la ruta sin contratiempos. En todo presupuesto de viaje figuran los gastos de alojamiento, desplazamientos, actividades que nos planteamos realizar y una estimación diaria de comida conforme al nivel de vida del destino. Es de gran utilidad crear un mapa personalizado y una hoja de cálculo donde se recojan todas estas partidas.

 

2. Cambio de divisas: cash siempre a mano

 

La moneda oficial es Australia es el dólar australiano. Cada dólar equivale, aproximadamente, a 0,65€. No tendrás problema en cambiar dinero en cualquier banco español, aunque siempre es una opción hacerlo directamente en el destino en una oficina o en el banco.

 

3. Elementos imprescindibles de tu equipaje

 

Comenzamos por lo más importante: la documentación. En primer lugar, asegúrate que tu pasaporte no caduque en los próximos meses. Si tienes planeado alquilar un vehículo, deberás llevar contigo un carnet de conducir internacional que se expide en la Dirección General de Tráfico. Asimismo, para entrar en Australia se necesita un visado de turista que es posible solicitar online con una vigencia máxima de tres meses.

 

Respecto al resto del equipaje, no es fundamental ningún artículo diferente al que puedas necesitar en otros destinos similares. Además, no tendrás problemas en encontrar cualquier cosa en las tiendas y centros comerciales del país. En mi caso, nunca falta en mi maleta el perfume de Coronel Tapiocca ‘Routes’, para así lograr una inmersión absoluta con la naturaleza salvaje australiana.